martes, 31 de enero de 2017

EL TERMÓMETRO DE EMOCIONES

         Hoy traigo un recurso que utilizo cada día en el aula: el termómetro de las emociones.

         Aunque no realizo las mismas actividades con cada niño/a, sí que sigo unas directrices:

         1. Reconocimiento de diferentes emociones, comenzando por las más sencillas: contento, triste y enfadado.

         2. Identificación de sus propias emociones. ¿Cómo me siento?

         Muchas veces lo hago a través de dibujos: "dibújame cómo te sentías cuando pasó" y vamos recopilándolos para el termómetro. ¿Cuándo me siento así? ¿Por qué me siento así? ¿Qué cara pongo cuando estoy así? ¿Cómo es mi lenguaje corporal en ese momento?

         3. Después comenzamos a trabajar la autorregulación emocional: ¿qué puedo hacer para sentirme bien? Debemos tener en cuenta que las actividades para la autorregulación deben ser extrínsecas e intrínsecas, pues el niño debe acabar sabiendo regularse sin necesidad de algo físico para poder hacerlo en cualquier momento.

         Aquí os dejo algún termómetro que hicimos en el aula:

         En el primer termómetro pusimos a la izquierda velcro para ponerle la foto plastificada de la niña y que la pudiese mover.

         El velcro que tiene abajo es para ir apuntando, cada vez que cambia de emoción, y poder decir a final del día cóo se sintió (3 veces contenta y uno triste = contenta; etc.).



                 Aquí tenemos otro en el que relacionamos el lenguaje corporal y los sentimientos del perro y cómo tratarlo con nuestras emociones y qué hacer en cada momento. 




0 comentarios:

Publicar un comentario

 

(c)2009 Creando en especial. Based in Wordpress by wpthemesfree Created by Templates for Blogger